Archivo

Archive for the ‘manifiesto’ Category

Mishima, sangre y literatura.

El hombre puede presentarse de distintas maneras ante la sociedad, del mismo modo como el artísta puede presentarse ante el arte de distintas maneras. Y si hablamos de maneras, hablamos de Yukio Mishima, un hombre que ha buscado perpetrar sus ideales por cualquier medio posible. Desde una historia personal que impacta a cualquiera a una obra tan vasta como atrapante.

Leyendo distintos libros de Mishima, uno se encuentra con una voz narrativa que pasea al lector con una suavidad entre cotidiana y maternal, donde el paisaje se pinta en su forma más natural y los personajes se muestran en sus formas más salvajes. Al mismo tiempo, este artísta nos muerta una forma de vida que combina la tradición con el honor, dos elementos fundamentales en la cultura japonesa.

Así, a través de sus palabras entrega máximas y consejos donde nos permite cotejar dos formas de hacer arte: La forma “Casanova” donde el artísta abre las puertas de su obra a partir de sus experiencias de vida y con sus objetivos cercandos cumpleidos; y la forma “Stendhal“, donde el artísta no ha vivido tal cual esperaba y por medio de frustraciones y factores externos puede comprender la literatura desde un punto de vista un tanto más extraordinario, ya que su alcance se aleja de la experiencia.

Mishima vivió en base a sus principios artísticos y filosóficos. En este caso, me ha dejado la mente circundado miles de cuestiones la obra “El marinero rechazado por el mar” donde el narrador varía entre un niño con pretensiones de ser la perfección, un marinero buscando dejar una marca en la historia y una mujer, buscando sus sueños de familia perdidos cuando enviudó. Las tres voces narrativas llevan al lector en un paseo que eriza los pelos en la oscuridad de la mente humana, la inocencia de todo aquello que no se deja proteger por la mano ajena y la humanidad que embiste a todos los personajes en formas distintas. 

Mishima murió y creó en base a sus principios, su seppuku y su filosofía de constante autosuperación, sus obras y la crudeza de los personajes, junto con la suavidad deslizante de un narrador único. Todo Mishima es un conjunto de filosofía y suavidad que se mezclan en un discurso filosófico continuo que se puede evidenciar en el manifiesto “17 lecciones para jóvenes samurai” y en una obra de ficción que se presenta con cada palabra escrita, cada sentencia dada por este magnífico autor.

Manifiesto Culturero

La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla.

José Martí.

Es apropiado que diga mi nombre antes que nada (Francisco Villarreal), pero la verdad es que mi nombre poco tiene que ver con esta iniciativa. Culturero viene acompañado de un lema: Cultura directo del basurero. Ese lema no es una frase que pega y nada más, es un concepto fundacional para este espacio y su funcionamiento.

En mis años de vida he podido observar la calidad, variedad y cantidad de cultura que nos vemos sujetos a conocer. Existen propuestas varias de distintos “entes” (los llamo así para no imponer ningún tipo de índole en estos) , aquellas propuestas ,que apuntan a la cultura, nos dan una oferta cultural a que nosotros respondemos con demanda. Pero, dentro de mis reflexiones introspectivas, me pregunté: “¿Hasta que punto nuestra necesidad cultural es saciada por esa oferta que en forma voraz y automática demandamos?”. Y lo cierto es que la demanda en base a una oferta predeterminada es parcialmente forzada por los “entes” que deciden qué es oficialmente cultural. Pero no puedo evitar renegar con la existencia de una cultura oficial y lineal como estilo de vida, ejercicio y crecimiento del intelecto.

Como seres independientes y libres tenemos que tener un escape a todo aquello que nos es presentado como único, absoluto y accesible, más de una vez se encuentra lo mejor escondido en algún rincón perdido.

Creo que las necesidades culturales son muy personales, nadie puede saciar mejor su hambre de cultura que uno mismo, buscando, leyendo, escribiendo, mirando, etc. Pero, a través de Culturero, me propongo hacer una tarea personal la busqueda de aquellas cosas que la cultura oficial decide descartar, sin importar las razones.

De esta manera, con este manifiesto de segunda mano y una justificación que considero de primera, me presentó para luego traerles algo de lo mucho que tendremos para hablar.

Categorías:cultura, cultural, manifiesto