Archivo

Archive for 20 abril 2009

La belleza según Manuel Vicent

Al día de ponerme a escribir este post, han pasado muchas noches de que terminé de leer “La novia de Matisse” de Manuel Vicent, una obra con la particular belleza de ser extraña en el tratamiento que hace de la belleza. Vicent, nos ofrece una obra con un fluido movimiento de palabras y un discurso ágil que facilita al lector el paso a paso del paseo entre las hojas.

La literatura tiene la costumbre de buscar respuestas a preguntas cómo la vida, en su principio, su fin y aquello que la rodea. En esta obra, en el ambiente que ella nos muestra, nada rodea a la vida tanto como al arte. Así, a partir de ella se buscan respuestas  a los hechos más simples de la vida, como la misma muerte. Del mismo modo, un tema en la literatura moderna es el rejuvenecimiento a partir del amor. Vicent se anima a desafiar esa idea fundamental, buscando el rejuvenecimiento en el amor al arte, a aquello a lo que sólo grupos privilegiados tienen real acceso y conocimiento del ilimitado mundo en el que la belleza artística sobrepasa al humano como un ser conocido. 

m109mati

El arte, los artístas y el azar (representado en un anillo perdido) se atan a la vida de Julia en forma crucial. Así, Julia se siente unida a la vida por un vínculo superior hasta los ahora conocidos y, al mismo tiempo, desarrolla una relación discipulo/maestro con el merchante, que comienza a influenciar su vida, teniendo la capacidad de determinar desde pequeñas cosas (como la ubicación de algún cuadro) hasta el modo en que tienen relaciones sexuales, buscando ejercer cierta influencia en el merchante como oyente.

Quizás las culpas no pasen por Vicent, sino más por la influencia de Matisse en ciertos momentos particulares de la obra, donde el arte lleva a los personajes como un hado que guía al héroe en su epopeya. El arte será un camino que los personajes navegarán sin pensar en dónde los deparará y el lector los seguirá, sólo con el objetivo de conocer si el arte esta tan atada a la vida, como la vida esta atada al arte. Así, el lector se une a la obra sin darse cuenta que se está atando al arte como los personajes de la obra y, así, se mantiene conciente que esta atado a su propia vida.

Anuncios