Archivo

Archive for 19 abril 2008

La musicalidad del silencio en Michaël Dudok de Wit

No es fácil hablar de Michaël Dudok de Wit hoy por dos razones: una es que ya ganó un Oscar con su corto Father and Daughter (y aparte tuvo otra nominación con The Monk and the Fish); la otra razón por la que me complica hablar de él es que voy a hacer mención a su uso del silencio, materia que me tiene obsesionado desde hace unos años en todas sus variantes.

Yendo por partes, de Wit (1953, Holanda) es un graduado de la West Surrey College of Art, cosa que importa poco, porque lo importante es el estílo que lo caracteriza. Siguiendo las líneas de la tradición oriental (lease China y Japonesa), impone un simplismo claro en cada trabajo, líneas definidas y colores bien trabajados por su textura y su brillo, hechos en acuarela que exige un esfuerzo grande para los tiempos que corren en el que la tecnología le permite hacer un corto a cualquiera.

Pero haciendo honor al título de este post, es pertinente hablar de la falta de diálogo en sus cortos. No es un problema, ya que se ve sustituído por una serie ritmica elegida especialmente para el dibujo, como si la música y el dibujo se hubieran compuesto en simultaneo. Sin ir más lejos, el último trabajo de de Wit (The Aroma of tea, 2006) muestra una combinación en el arte de la composición simetrica, si los matemáticos me permiten llamarla así; este corto esta hecho por completo en dibujos a base de té y durante los 3:20 minutos que dura podemos seguir el recorrido de un punto impulsado sólo por la música o, si se quiere complicar la cosa, impulsado por la musicalidad que el silencio le brinda, que le da el preciado movimiento.

Les dejo para que vean la obra que le valió a de Wit su primer nominación al Oscar, con la música de La Follia, de Corelli que es una interpretación bellisima.

Anuncios